Columnas Isabel Custodio - Eva Disidente 2ª Época

Vientres de Alquiler

Isabel

Eva disidente

Isabel Custodio

SemMéxico, 3 enero 2017.- La maternidad subrogada es objeto de debate internacional.

Entre los países que la permiten, con distintos tipos de restricciones, destacan EE.UU., Reino Unido, Brasil, Tailandia, Rusia, Ucrania, India y México.

En el caso de Tabasco, provincia mexicana fue durante 18 años único en el mundo. Sin figurar en una ley de salud o de reproducción asistida, se permitió esa práctica a través de una modificación en el Código Civil de 1997 por decreto. Ahí, se indicaba que la filiación era de la de contratantes, que ellos serían padre y madre legales.

Pero hasta 2008 no se registró el primer nacimiento por gestación sustituta, una práctica que tomó vuelo a partir del 2012. El registro Civil permitía inscribir al bebé como hijo o hija de padre-madre contratantes tan solo con una copia certificada del contrato de maternidad subrogada.

Ante la demanda internacional de parejas cuyos países no permiten esa práctica, comenzaron a proliferar en Tabasco agencias internacionales intermediarias a la caza de beneficios.

La norman prohibía ni permitía el intercambio comercial. Una gestan mexicana podía cobrar entre 13 mil o 15 mil dólares por un embarazo; los padres-madres contratantes podían pagar por todo el proceso entre 50 mil o 70 mil dólares, la mitad de lo que cuesta en Estados Unidos, donde la práctica está regulada con mayor o menor grado de restricciones sólo en algunos territorios; pero la reforma al Código Civil de Tabasco de diciembre del año pasado, prohíbe cualquier tipo de intermediario.

A partir de enero, sólo se permite la maternidad sustituta a parejas mexicanas y por motivos de salud que afecten a la fertilidad, lo cual excluye a los homosexuales. El Congreso mexicano debate ahora extender a todo el país esas restricciones.

Las normas de las agencias serias incluían un límite de edad de 35 años y haber tenido hijos previamente. Descubrió la agencia de subrogación a través de una página de Facebook que captaba mujeres. Desde entonces, se multiplicaron las empresas internacionales. Y aún hoy, con la norma modificada, es posible rastrearlas con una búsqueda simple.

En estos años de descontrol, cuando han salido a la luz caso de gestantes subrogadas ha sido porque algo salió mal, clínicas clausuradas oír operar sin licencia, supuestos médicos sin título, agencias que cerraron intempestivamente y dejaron tirados a sus clientes en pleno embarazo…Como el caso de una muchacha a la que se le murió el bebé dentro y casi se muere ella también…A otras las tenían encerradas con candado. A la semana, el maltrato psicológico era grande, las amenazaban con que si ejecutaban la huida, debían pagar todo lo que habían gastado en ellas hasta ese momento.

En Tabasco no solo han parido mujeres de ese Estado. La ley siempre se aplicaba mientras se diera a luz allí, sin importar donde transcurriera el embarazo.

Algunas han abusado de la donación de óvulos, por ahora sólo está permitida cinco o seis veces, cada seis meses. Eso es normal y puede no afectar.

Hora se llama donación, y así figura en las páginas de todas las clínicas que ofrecen ese servicio.

Pero también es a cambio de dinero: por cada extracción pagan 500 dólares. En México no existe una ley de reproducción asistida, no solo deja con vacíos legales la maternidad subrogada, sino también la donación de células reproductoras, o por ejemplo, la inédita fecundación de un embrión con “Tres padres” que se dio a conocer por la revista New Scientist. No hay compensación extra en caso de histerectomía.

Las madre-padres se comprometen en el contrato a pagar los gastos médicos de la gestante hasta que se le dé de alta pero las embarazadas firman que son conscientes de los riesgos de la preñez y del parto. Ninguna ley las libera de la posibilidad de padecerlos.