Desde el Ejecutivo

Orden de aprehensión contra violadores de Veracruz

porkys-1
  • Asegura Fiscalía que buscan a Jorge Cotaita Cabrales, Diego Cruz Alonso, Gerardo Rodríguez Acosta y Enrique Capitaine Marín
  • Advierte que el resultado no le gustará a alguna de las partes

Redacción

SemMéxico. Xalapa, Ver., 28 marzo 2016.- La Fiscalía General del Estado de Veracruz (FGE) solicitó la orden de aprehensión contra los cuatro jóvenes que privaron de la libertad y después violaron a una joven menor de edad, pero hasta el momento no se ha hecho efectiva.

Esa orden ya está en curso, aseguró la titular de la Fiscalía Coordinadora Especializada en Investigación de Delitos de Violencia contra la Familia, Mujeres, Niñas y Niños y de Trata de Personas, María del Consuelo Lagunas Jiménez.

Al respecto, el propio titular de la FGE, Luis Ángel Bravo, apuntó que “yo avalo las decisiones que tome una de las mejores elementos que tiene la Fiscalía General del Estado que es Consuelo Lagunas, Fiscal Coordinadora del caso”, sin aclarar por qué las detenciones no se habían concretado.

Se limitó a afirmar que “el caso se resolverá conforme a derecho”, y agregó que “el veredicto ministerial que se dé no gustará a una de las partes”.

Según Bravo la investigación ha sido desahogada puntualmente y las garantías tanto de acusados como de acusante se han tutelado, pero sin precisar en qué momento podrían cumplirse las detenciones de Jorge Cotaita Cabrales, Diego Cruz Alonso, Gerardo Rodríguez Acosta y Enrique Capitaine Marín.

Ellos cuatro, al salir del antro PH en Boca del Río, el 3 de enero de 2015, obligaron a subir a un automóvil a Daphne Fernández, que entonces tenía 17 años, a quien violaron en la casa de uno de ellos en el fraccionamiento Costa de Oro.

La denuncia fue presentada por la familia de la víctima que ofreció pruebas suficientes, pero hasta el momento no han sido consignados, a pesar de que los inculpados han confesado haber cometido los delitos de Violación y Secuestro.

Los jóvenes aceptaron su culpabilidad en un video grabado por Javier Arturo Fernández Torres, padre de la víctima, donde ellos se disculpan con Daphne y con su familia.

El caso estaba trabado por la justicia de la entidad, hasta que el padre de Daphne publicó en un diario local una carta donde asegura que los jóvenes abusaron de su hija y ofrece detalles de la forma en que ha actuado la justicia.

La carta trascendió a los medios nacionales, saliendo a la luz los nombres de los jóvenes que ya son conocidos como Los Porkys de Costa de Oro o Los Chacales del Rougier (por estudiar en el Colegio Rougier) por este caso, y quienes son considerados Juniors, porque presumiblemente provienen de familias adineradas de Veracruz.

El caso ha escalado al grado de que la conocida activista María Elena Morera está recogiendo firmas, apoyada por numerosas organizaciones de la sociedad civil, para avalar una carta dirigida al gobernador Javier Duarte Ochoa, al propio Fiscal General, Luis Ángel Bravo, y al presidente de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos, Luis Fernando Perera Escamilla

La carta reprocha a las autoridades de Veracruz no actuar “en su responsabilidad de investigar y fincar responsabilidades legales para proteger debidamente a las adolescentes en función del Interés Superior de la Niñez”.

Les hace ver que “confesar en video la conducta delictiva, no diluye la culpa; por el contrario, es un elemento más de escarnio y revictimización, en su intimidad y también en su entorno social”.

Puntualiza que este caso evidencia violaciones a la Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia del Estado y a la Ley de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes del Estado de Veracruz de Ignacio de la Llave y, por supuesto, al Código Penal del Estado de Veracruz, entre otras.

También señala que lo que está ocurriendo en Veracruz “debe alertar a la sociedad de todo el país, tanto por la corrupción mostrada por las autoridades como por el inadmisible ejemplo de impunidad e ignominia de la violencia contra las mujeres y las niñas”.

SEM/GA/SJE